Me he venido hasta aquí (...) para hablar sólo un poco, muy poco, con algún transeunte y preguntarle una dirección. En esta ciudad, donde la respuesta es siempre la misma: "Destra, sinistra, sinistra, destra, destra, sinistra e altra volta sinistra".

Antonio Gala: Los papeles de agua.

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Letra That's My Desire, Louis Armstrong.



To spend one night with you
In our old rendezvous
And reminisce with you
That's my desire

To be where gypsies play
Down in that ole cafe
We'll dance till break of day
That's my desire

We'll sip a little glass of wine
I'll gaze into your eyes divine
I'll feel the touch of your lips
Pressing on mine

To hear you whisper low
Just when it's time to go
Darling, I love you, so
That's my desire

(instrumental break)

To hear you whisper low
Doggone you know it's time to go
Darling, I love you so
You're my desire

Though you found someone new
I'll always love you
That's my desire

Louis Armstrong y Velma Midleton.
 

Para gastar una noche contigo
En nuestra vieja cita
Y recordar contigo
Este es mi deseo.

Estar donde los gitanos tocan.
En ese café ole
Vamos a bailar hasta el amanecer
Ese es mi deseo

Vamos a tomar una copita de vino
Voy a mirar a tus ojos divinos
Voy a sentir el contacto de tus labios
Al posar sobre los míos.

Para oírte susurro
En el momento en que es hora de ir,
Querido, Te amo, por lo que
Ese es mi deseo

(Rotura instrumental)

Para oírte susurro
Doggone sabes que es hora de ir
Querido, Te quiero tanto
Usted es mi deseo.

Aunque encontraras a alguien nuevo
Yo siempre te amaré
Ese es mi deseo


martes, 11 de diciembre de 2012

La manzanilla de Sanlúcar.




Sanlúcar de Barrameda es la única ciudad, de las que forman parte del Consejo Regulador de las Denominaciones de Origen Jerez-Xérès-Sherry, Manzanilla- Sanlúcar de Barrameda y Vinagre de Jerez, en la que se produce la Manzanilla.
El término Manzanilla sólo se puede aplicar a un Vino de Calidad criado en la localidad costera de Sanlúcar de Barrameda, y reconocido como Denominación de Origen.
Aunque su Denominación de Origen data, oficialmente, de 8 de septiembre de 1932, se tiene constancia de la producción de este vino en un Acta Capitular del Cabildo de Cádiz de fecha 4 de julio de 1781, acta en que ya recibe el nombre de “manzanilla”.
Situado en la desembocadura del Guadalquivir y frente a los humedales de Doñana,  el clima templado y la húmeda brisa atlántica de Sanlúcar confieren a la manzanilla su característico aroma salado.  Los factores que intervienen en la calidad de la Manzanilla son la tierra donde se cultivan las cepas, el clima de esta comarca, (una zona meridional cálida influenciada por la humedad del océano Atlántico y del río Guadalquivir), y el viento de poniente, que aporta la humedad marítima esencial en los meses secos del verano. 
La Manzanilla es un vino pálido, amarillo pajizo, de aromas punzantes y sabor algo amargo (seco) y poco ácido. Su grado alcohólico oficial está situado entre 15º y 19º, aunque también puede lograrse entre 12,5º y 13,5º.
Según la antigüedad de la crianza, los tipos de Manzanilla son: Fina (4 años), Olorosa (5 a 7 años), Vieja (7 a 8 años), y Pasada (más de 8 años).
Los consumidores están pasando del fino, una variedad seca que se produce en Jerez, al más suave y aromático manzanilla. Y es que al tratarse de un vino que tiene un sabor diferente, un poco salado y algo amargo por el microclima que se produce en su elaboración, provoca una atracción especial para el consumidor.
Los tiempos de crisis económica parecen no haber afectado demasiado a la difusión de la manzanilla de Sanlúcar,  un vino singular agradable para tomar cualquier aperitivo, y admirada por muchos de los grandes chefs de la cocina moderna de todo el mundo.
 Sus propiedades la hacen diferente a los demás caldos y, por ello, restaurantes de reconocido prestigio mundial han incluido ya en su menú degustación a la manzanilla en rama.



Historia
Se conocían de tiempo atrás los vinos de la villa de Manzanilla
El primer documento histórico en el que aparece la alusión al vino 'manzanilla' como tal (Acta Capitular del Cabildo de Cádiz de fecha 4 de julio de 1781) seguramente se refería a vinos de la ciudad de Manzanilla o del estilo de los que allí se elaboraban. Eso sí, también, casi seguro, habrían pasado por Sanlúcar. Como bien apunta el historiador Antonio Pedro Barbadillo, fuere o no la manzanilla que hoy todos conocemos, criada bajo velo de flor, ésta no se factura como tal hasta 1827 desde bodegas de la ciudad portuaria gaditana.
Hoy mismo existe una gran similitud entre la manzanilla de Sanlúcar y el fino jerezano (misma uva, similar proceso de elaboración y crianza), aunque sus sutiles diferencias se deban a la distinta influencia del clima de ambas ciudades en la crianza; no es de extrañar que tanto el fino, la manzanilla, o los vinos de la zona y pueblo de Manzanilla, fueran todos considerados genéricamente como vinos de Jerez (Sherry) o Cádiz en el pasado. 
Los vinos de la localidad de Manzanilla, actualmente amparados bajo la DO Condado de Huelva, no han podido preservar su identidad distintiva.
Barón de Davillier en su “Viaje por España” dice: “El gran negocio de Sanlúcar de Barrameda es el comercio de vinos, principalmente de los de manzanilla, que debe su nombre a una pequeña ciudad de Andalucía. La manzanilla es un vino excelente, un poco más claro que el jerez y mucho menos espirituoso.”
La manzanilla era mucho más popular y más apreciada en la propia España. Ya fuere por sus cualidades o mejores precios internos, lo cierto es que se exportaba menos y se consumía más localmente.
La gran afluencia de nombres y casas extranjeras a las costas de Cádiz y la propia Jerez a finales del XIX prácticamente dejaron fuera a Sanlúcar, que debido a su menor capacidad exportadora, atrajo más familias del norte de España, especialmente castellanos, montañeses y vascos. Con ellos creció el mito de la Manzanilla de Sanlúcar como producto distintivo de la ciudad y se incorporó el sistema jerezano de soleras y criaderas para su envejecimiento. La enorme y merecida fama internacional que cosechó la manzanilla en certámenes internacionales en los primeros años del siglo XX, culminaron en que pronto se reconociera su singularidad.

viernes, 7 de diciembre de 2012

Cheese Parade: Mercado del queso en Villalón de Campos.



El día 22 de septiembre se celebró en Villalón de Campos la Cheese Parade, una exposición al aire libre de enormes esculturas de quesos pintados, de más de dos metros de diámetro. Fue inaugurada en el Museo del Queso por Jesús Trapote Medina, escultor de 'La Quesera', el monumento a la mujer de Tierra de Campos situado en la Plaza de San Miguel, junto al Rollo y el ayuntamiento.




Estos quesos gigantes pintados, que decoraron las calles de Villalón, han sido realizados por los artistas Manolo Sierra, Miguel Luengo, Rosario Maroto, María José Pérez, Cveto Marsic, David Martínez, Ana Mateos, Felipe de la Rosa y Domingo Sangrador, que han realizado sus obras de forma altruista.
La muestra se pudo admirar durante el fin de semana en el paseo del Museo del Queso, calle la Rúa, plaza de san Juan y plaza de san Pedro.







Según Justo Pérez Alonso, promotor turístico generador de esta idea de los mercados, este zoco nace como una propuesta destinada a estimular los cinco sentidos, así como la fusión entre el arte, la cultura y la gastronomía. Lo que se conseguirá gracias a una serie de actividades que girarán en torno al Museo del Queso y entre las que se incluyen catas de queso, vino, pan y mantequilla.

El objetivo de la Cheese Parade es convertirse en una exposición itinerante que recorra Castilla y León y el resto de la península y que estas colosales esculturas de quesos pintados sean las embajadoras del queso de Villalón y su comarca.




















FRASES CÉLEBRES A FAVOR DE LA EDUCACIÓN.

 
  • "En la educación de los niños no hay nada como atraer el interés y el afecto; de otra manera lo único que se logra son asnos cargados de libros." Michel de Montaigne

  • "El trabajo del maestro no consiste tanto en enseñar todo lo aprendible, como en producir en el alumno amor y estima por el conocimiento." John Locke

  • * "El resultado más elevado de la educación es la tolerancia." Helen Keller

  • * "La enseñanza que deja huella no es la que se hace de cabeza a cabeza, sino de corazón a corazón." Howard G. Hendricks

  •  "Los hombres aprenden mientras enseñan." Lucio Anneo Séneca

  • * "Los educadores, más que cualquier otra clase de profesionales, son los guardianes de la civilización. Bertrand Russell

  • * "Tan solo por la educación puede el hombre llegar a ser hombre. El hombre no es más que lo que la educación hace de él." Immanuel Kant

  • * "Uno de los defectos de la educación superior moderna es que hace demasiado énfasis en el aprendizaje de ciertas especialidades, y demasiado poco en un ensanchamiento de la mente y el corazón por medio de un análisis imparcial del mundo." Bertrand Russell

  • * "Lo más extraordinario de un maestro realmente bueno es que va más allá de los métodos educativos aceptados."Margaret Mead

  • Educad a los niños. Educadlos en la tolerancia, en la solidaridad. Transmitirle lo más importante que tenemos: la herencia cultural". Josefina Aldecoa.

  • * "Siempre que enseñes, enseña a la vez a dudar de lo que enseñas." José Ortega y Gasset

  • * "No podéis preparar a vuestros alumnos para que construyan mañana el mundo de sus sueños, si vosotros ya no creéis en esos sueños; no podéis prepararlos para la vida, si no creéis en ella; no podríais mostrar el camino, si os habéis sentado, cansados y desalentados en la encrucijada de los caminos." Celestin Freinet

Juego de Tronos : Winter is coming... en Valencia.



Casa Targaryen

Casa noble, de carácter altivo y austero, originaria de la desaparecida Valyria. Su lema es «Sangre y fuego




Robert Baratheon

Casa Baratheon
Es la más joven de las casas nacidas durante las Guerras de Conquista. Controlan las Tierras de las Tormentas. El fundador de la casa fue Orys Baratheon. Su lema es: «Nuestra es la furia».






Casa Lannister
La casa se remonta a Lann el Astuto. Es la casa más poderosa y rica de los Siete Reinos. Su lema es: «Oye mi rugido»; también se les conoce otro lema no oficial: «Un Lannister siempre paga sus deudas».



 





La Casa Arryn es una familia ficticia en la saga de novelas de fantasía Canción de hielo y fuego del escritor estadounidense George R. R. Martin. La Casa Arryn es la casa noble principal del Valle; muchas casas menores les rinden juramento. Su sede principal es el Nido de las Águilas, aunque también tienen otras propiedades. Su escudo es un halcón y una media luna de plata sobre fondo azur, y su lema es Tan Alto Como el Honor

Casa Stark

Los Stark remontan su linaje hasta Brandon el Constructor y los antiguos Reyes del Invierno. Fueron los Reyes en el Norte y gobernaron desde Invernalia. Su lema es: «Se acerca el invierno».





Alas negras, noticias negras.

La casa Tully es una casa noble de la saga de novelas Canción de hielo y fuego escritas por George R. R. Martin.
Su estirpe se remonta a la Edad de los Héroes, como Lores de Aguasdulces, pero nunca fueron reyes. Su escudo es una trucha plateada saltando en un campo de ondas azules y rojas, y su emblema es Familia, Deber, Honor.



Cuestionando el Sistema Educativo.
















  • "Nunca he permitido que la escuela entorpeciese mi educación."Mark Twain*

  • "La educación es algo admirable, sin embargo, es bueno recordar, que nada que valga la pena se puede enseñar" Oscar Wilde

  • "¡Qué pedagogos éramos cuando no estábamos preocupados por la pedagogía!" Daniel Pennac.

  • "Lo más extraordinario de un maestro realmente bueno es que va más allá de los métodos educativos aceptados."Margaret Mead*

  • "Un niño educado sólo en la escuela es un niño no educado." George Santayana*

  •  "Un tonto educado es más tonto que uno ignorante." Molière

  • "Tuve una educación terrible. Asistí a una escuela para maestros con perturbaciones emocionales." Woody Allen*

  • "¿Por qué la sociedad se siente responsable solamente de la educación de los niños y no de la educación de todos los adultos de todas las edades?" Erich Fromm*

  • "Hace sesenta años yo lo sabía todo; ahora no se nada; la educación es el continuo descubrimiento de nuestra propia ignorancia." Will Durant.

  • "La educación es el intercambio científico de la ignorancia."Leonid S. Sukhorukov

  •  If you want to get laid, go to college. If you want an education, go to the library." Frank Zappa

  • Siempre que enseñes, enseña a la vez a dudar de lo que enseñas.

¿Cómo es que, siendo tan inteligentes los niños, son tan estúpidos la mayor parte de los hombres? Debe ser fruto de la educación.  DUMAS, Alexandre (hijo)

Lo más importante que aprendí a hacer después de los cuarenta años fue a decir no cuando es no.
GARCÍA MÁRQUEZ, Gabriel  

Antes de casarme tenía seis teorías sobre el modo de educar a los pequeños. ahora tengo seis pequeños y ninguna teoría. ROCHESTER, Lord  

Enseñar a quien no quiere aprender es como sembrar un campo sin ararlo WHATELEY, Archibald

El objeto de la educación es formar seres aptos para gobernarse a sí mismos, y no para se gobernados por los demás.  SPENCER, Herbert

Es imposible educar niños al por mayor; la escuela no puede ser el sustitutivo de la educación individual. CARREL, Alexis

Suspendí mi educación cuando tuve que ir al colegio SHAW, George Bernand


Aprender sin reflexionar es malgastar la energía.

 

jueves, 6 de diciembre de 2012

Dave Brubeck


Ayer, 5 de diciembre de 2012, escucho en el telediario la noticia del fallecimiento a los 91 años del pianista de jazz Dave Brubeck.
La afición al jazz me llegó de la mano de Benny Goodman y Lionel Hampton. Luego llegaron Armstrong, Bassie, Ellington, Monk, Charlie Parker…
Aún así, no olvido que uno de mis primeros discos, junto a otros de Cecil Payne y Sidney Bechet, fue el volumen 8 de American Jazz&Blues History, Cuarterto de Dave Brubeck, 1955.

Dave Brubeck, nace el 6 de diciembre en Concord, California. Su madre era pianista y directora de coro. David estudiaba piano y violonchelo desde los nueve años, y con el tiempo prioriza sus estudios musicales por encima de la carrera de veterinaria.
 El ejército lo envía en 1944 a combatir con las fuerzas aliadas en Francia. A su retorno a EE.UU. estudia con el prestigioso compositor francés, Darius Milhaud y organiza un octeto experimental con otros alumnos del maestro francés. Su acercamiento cerebral y meticuloso a la composición fue herencia de sus años de estudio junto Milhaud.

Ídolo confeso de Duke Ellington - su música hizo que Brubeck abandonara los terrenos de la música clásica por el jazz - soportó al principio de su carrera, criticas durísimas sobre su forma de tocar, sobre su música y sobre su calidad como pianista. Con la perspectiva histórica que da el tiempo, se le reconoce el haber intentado, y en cierto modo logrado, una fusión entre elementos de la música europea y el jazz, sobre todo en su faceta de compositor.

Finalizados sus estudios musicales decide formar un conjunto propio, un octeto experimental. En 1949 forma un trio; trio que en 1951 amplía, creando su famoso cuarteto con el saxofonista alto, Paul Desmond, desde donde se lanza a dar conciertos por colegios y universidades hasta que en 1954, la prestigiosa revista "Time", le dedica su portada.

Cuando en 1956, se incorpora al cuarteto el excelente batería, Joe Morello y el no menos magnifico contrabajista, Gene Wright en 1958, el cuarteto se refuerza sensiblemente ganando en calidad y eso hace que Brubeck y Desmond, empiecen a ser conocidos fuera de los Estados Unidos, realizando giras por los cinco continentes con el patrocinio del Departamento de Estado americano.

 Su inagotable afán por conocer nuevas formas rítmicas en sus giras por Japón, Europa o Asia produce como resultado Blue Rondo à la Turk, cuya inspiración le llegó paseando por las calles de Turquía.

 El éxito de masas y publico, le llega en 1959 cuando graba la extraordinaria composición creada por Paul Desmond, "Take Five".

El éxito de aquel disco grabado para Columbia, titulado "Time Out" produjo record  de venta y de audiencia que se prolongó prácticamente hasta la marcha de Desmond del cuarteto, hecho que ocurrió en 1967. Desde entonces, un par de felices reencuentros con Desmond, hasta la muerte de este en 1977, y una carrera que le mantuvo en activo hasta 2010. Una vida dedicada por entero al jazz que finalizó en Norwalk, Connecticut, el 5 de diciembre de 2012.

martes, 22 de mayo de 2012

Dragones: los libros de Terramar


-         ¡Los dragones! Los dragones son avariciosos, insaciables, traicioneros; criaturas sin piedad, sin remordimientos. Pero ¿son malvados?¿Quién soy yo para juzgar los actos de los dragones?... Ellos son más sabios que los hombres. Pasa con ellos como con los sueños, Arren. Nosotros, los hombres, soñamos sueños, hacemos magia, obramos bien, obramos mal.  Los dragones no sueñan. Son sueños. Ellos no hacen magia: la magia es la sustancia, el ser de los dragones. Ellos no actúan, son.
-        
 En Selinure, -dijo Arren- está la piel de Bar Oth, muerto por Keor, príncipe de Enlad, hace 300 años. Ningún dragón ha venido a Enlad desde ese día.  Yo he visto la piel de Bar Oth. Es pesada como de hierro, y tan grande que si se la extendiese cubriría toda la plaza del mercado de Serilune, dicen. Los dientes son tan largos como mi antebrazo. Sin embargo, dicen que Bar Oth era un dragón joven, no adulto todavía.
-         Hay en ti un deseo –dijo Gavilán-: ver dragones.
-         Sí.
-         Tienen la sangre fría, y venenosa. No has de mirarlo a los ojos. Son más viejos que la humanidad… -Calló un momento y luego continuó-: y aunque un día yo llegara a olvidar o lamentar todo cuanto he hecho siempre me acordaría de que una vez ví cómo los dragones volaban en el viento del crepúsculo, sobre las islas occidentales, y me sentiré dichoso.

Úrsula K. Le Guin.   Los libros de Terramar  La Costa Más lejana

domingo, 6 de mayo de 2012

El árbol de la Ciencia


— Unos días después, Hurtado se encontró en la calle con Fermín Ibarra. Fermín
estaba desconocido; alto, fuerte, ya no necesitaba bastón para andar.
—Un día de éstos me voy —le dijo Fermín.
—¿A dónde?
—Por ahora, a Bélgica; luego, ya veré. No pienso estar aquí; probablemente no volveré.


—¿No? —No. Aquí no se puede hacer nada; tengo dos o tres patentes de cosas
pensadas por mí, que creo que están bien; en Bélgica me las iban a comprar, pero yo he
querido hacer primero una prueba en España, y me voy desalentado, descorazonado;
aquí no se puede hacer nada.
—Eso no me choca —dijo Andrés—, aquí no hay ambiente para lo que tú haces.
—Ah, claro —repuso Ibarra—. Una invención supone la recapitulación, la síntesis
de las fases de un descubrimiento; una invención es muchas veces una consecuencia tan
fácil de los hechos anteriores, que casi se puede decir que se desprende ella sola sin
esfuerzo. ¿Dónde se va a estudiar en España el proceso evolutivo de un descubrimiento?
¿Con qué medios? ¿En qué talleres? ¿En qué laboratorios?
—En ninguna parte.
—Pero en fin, a mí esto no me indigna —añadió Fermín—, lo que me indigna es la
suspicacia, la mala intención, la petulancia de esta gente... Aquí no hay más que chulos
y señoritos juerguistas. El chulo domina desde los Pirineos hasta Cádiz...; políticos,
militares, profesores, curas, todos son chulos con un yo hipertrofiado.
—Sí, es verdad.
—Cuando estoy fuera de España —siguió diciendo Ibarra— quiero convencerme de
que nuestro país no está muerto para la civilización; que aquí se discurre y se piensa,
pero cojo un periódico español y me da asco; no habla más que de políticos y de toreros.
Es una vergüenza.
Fermín Ibarra contó sus gestiones en Madrid, en Barcelona, en Bilbao. Había
millonarios que le habían dicho que él no podía exponer dinero sin base; que después de
hechas las pruebas con éxito, no tendría inconveniente en dar dinero al cincuenta por
ciento.
—El capital español está en manos de la canalla más abyecta —concluyó diciendo
Fermín.
Unos meses después, Ibarra le escribía desde Bélgica, diciendo que le habían hecho
jefe de un taller y que sus empresas iban adelante. —La verdad es que si el pueblo lo comprendiese —pensaba Hurtado—, se mataría
por intentar una revolución social, aunque ésta no sea más que una utopía, un sueño.
Andrés creía ver en Madrid la evolución progresiva de la gente rica que iba
hermoseándose, fortificándose, convirtiéndose en casta; mientras el pueblo
evolucionaba a la inversa, debilitándose, degenerando cada vez más.
Estas dos evoluciones paralelas eran sin duda biológicas; el pueblo no llevaba
camino de cortar los jarretes de la burguesía, e incapaz de luchar, iba cayendo en el
surco.
Los síntomas de la derrota se revelaban en todo. En Madrid, la talla de los jóvenes
pobres y mal alimentados que vivían en tabucos era ostensiblemente más pequeña que
la de los muchachos ricos, de familias acomodadas que habitaban en pisos exteriores.
La inteligencia, la fuerza física, eran también menores entre la gente del pueblo que
en la clase adinerada. La casta burguesa se iba preparando para someter a la casta pobre
y hacerla su esclava. abandono.
Iturrioz tenía razón: la naturaleza no sólo hacía el esclavo, sino que le daba el
espíritu de la esclavitud.

El Árbol de la Ciencia.   Pio Baroja.

jueves, 3 de mayo de 2012

El Árbol de la Ciencia: la vigencia de la España Barojiana.


Hurtado pasaba las mañanas en la Biblioteca Nacional, y por las tardes y noches
paseaba. Una noche, al cruzar por delante del teatro de Apolo, se encontró con
Montaner.
(…) Subieron juntos la cuesta de la calle de Alcalá, y al llegar a la esquina de la de
Peligros, Montaner insistió para que entraran en el café de Fornos.
—Bueno, vamos —dijo Andrés.
Era sábado y había gran entrada; las mesas estaban llenas; los trasnochadores, de
vuelta de los teatros, se preparaban a cenar, y algunas busconas paseaban la mirada de
sus ojos pintados por todo el ámbito de la sala.
Montaner tomó ávidamente el chocolate que le trajeron, y después le preguntó a
Andrés:
—¿Y tú, qué haces? —Ahora nada. He estado en un pueblo. ¿Y tú? ¿Concluiste la
carrera?
—Sí, hace un año.  (…)¡Aunque para lo que me sirve el ser médico!
—¿No encuentras trabajo?
—Nada. He estado con Julio Aracil.
—¿Con Julio?
—Sí.
—¿De qué?
—De ayudante.
—¿Ya necesita ayudantes Julio?
—Sí; ahora ha puesto una clínica. El año pasado me prometió protegerme. Tenía
una plaza en el ferrocarril, y me dijo que cuando no la necesitara me la cedería a mí.
—¿Y no te la ha cedido?
—No; la verdad es que todo es poco para sostener su casa.
—¿Pues qué hace? ¿Gasta mucho?
—Sí.
(…) — ahora, además, como te decía, tiene una clínica que ha puesto con dinero del
suegro. Yo he estado ayudándole; la verdad es que me ha cogido de primo; durante más
de un mes he hecho de albañil, de carpintero, de mozo de cuerda y hasta de niñera;
luego me he pasado en la consulta asistiendo a pobres, y ahora que la cosa empieza a
marchar, me dice Julio que tiene que asociarse con un muchacho valenciano que se
llama Nebot, que le ha ofrecido dinero, y que cuando me necesite me llamará.
—En resumen, que te ha echado.
—Lo que tú dices.
—¿Y qué vas a hacer?
—Voy a buscar un empleo cualquiera.
—¿De médico?
—De médico o de no médico. Me es igual.

(…)—De manera que nadie ha marchado bien de nuestros condiscípulos.
—Nadie o casi nadie, quitando a Cañizo con su periódico de carnicería, y con su
mujer que los domingos le da langosta.
—Es triste todo eso. Siempre en este Madrid la misma interinidad, la misma
angustia hecha crónica, la misma vida sin vida, todo igual.
—Sí; esto es un pantano —murmuró Montaner.
—Más que un pantano es un campo de ceniza.

sábado, 28 de abril de 2012